Adaptive Signalization Pilot Program

The City of Tucson Department of Transportation and Mobility (DTM) is scheduled to install Adaptive Signalization Control Technology (ASCT) equipment along the Ajo Way and 12th Avenue Corridors as part of a year-long pilot project.

On Monday, June 28, 2021, beginning at 7 a.m., crews will begin the adaptive signalization sensor installations on Ajo Way from Mission Road to Park Avenue, and on 12th Avenue from Irvington Road to Drexel Road. This phase of work is scheduled to be complete by Friday, July 2.

The traveling public will encounter up to 30-minute durations of lane restrictions while crews install sensors at each designated intersection. The traffic signals will remain in operation during this work. When work is taking place at the Ajo Way and Interstate 10 interchange, lane and ramp restrictions will be in place for a full day to allow crews to install all necessary sensors.

Crews will return to each intersection in July, to complete the final phase of the sensor installation.

ASCT capable equipment was recently installed on the Park Avenue and Campbell Avenue corridors from Irvington Road to Valencia Road, as part of the same pilot program. Data from these corridors will be collected and evaluated and may be used in the future to develop signal timing improvements and modifications.

The technology works by collecting data using strategically placed sensors typically placed through the vehicle detection system, evaluating how the signal is performing.

In numerous studies, adaptive traffic signal systems have been proven to:

  • Continuously distribute green time for all traffic movements
  • Reduce traffic delay and congestion by creating smoother flow
  • Improve travel time reliability and decrease travel time variability
  • Decrease idling time to reduce wear and tear on roads
  • Decrease vehicle emissions
  • Prolong the effectiveness of traffic signal timing 

This pilot project will begin in July 2021 and conclude in July 2022.

 

 

SEMAFOROS CON CONTROL ADAPTATIVO

CORREDORES DE AJO WAY Y 12TH AVENUE

CORREDORES DE PARK AVENUE Y CAMPBELL AVENUE

PROGRAMA PILOTO

 

El Departamento de Transporte y Movilidad (DTM) de la Ciudad de Tucson está programado para instalar equipos de Tecnología de Control de Señalización Adaptativa (ASCT por sus siglas en ingles) a lo largo de los corredores Ajo Way y 12th Avenue como parte de un proyecto piloto de un año de duración.

El lunes 28 de junio de 2021, a partir de las 7 a.m., los equipos comenzarán las instalaciones del sensor de control adaptativo en Ajo Way desde Mission Road hasta Park Avenue, y en 12th Avenue desde Irvington Road hasta Drexel Road. Esta fase de trabajo está programada para completarse el viernes 2 de julio.

El público que viaja encontrará restricciones de carriles de hasta 30 minutos, mientras que las cuadrillas instalan sensores en cada intersección designada. Los semáforos permanecerán en funcionamiento durante esta obra. Cuando se estén realizando trabajos en la intersección de Ajo Way y la Interestatal 10, se aplicarán restricciones de carriles y rampas durante un día completo para permitir que las cuadrillas instalen todos los sensores necesarios.

Los equipos regresarán a cada intersección en julio para completar la fase final de la instalación de sensores.

Recientemente se instaló equipo con capacidad ASCT en los corredores de Park Avenue y Campbell Avenue desde Irvington Road hasta Valencia Road, como parte del mismo programa piloto. Los datos de estos corredores se recopilarán y evaluarán y pueden usarse en el futuro para desarrollar mejoras y modificaciones de sincronización de señales.

La tecnología funciona mediante la recopilación de datos utilizando sensores colocados estratégicamente que normalmente se colocan a través del sistema de detección de vehículos, evaluando el rendimiento de la señal.

En numerosos estudios, los sistemas de control adaptativo han demostrado los siguientes resultados:

  • Distribuir continuamente el tiempo de la señal verde para todos los movimientos del tráfico
  • Reducir la demora y la congestión del tráfico al crear un flujo más fluido
  • Mejorar la consistencia del tiempo de viaje y disminuir la variabilidad del tiempo de viaje
  • Reducir el tiempo de inactividad para reducir el desgaste en las vehiculos
  • Disminuir las emisiones de los vehículos
  • Prolongar la eficacia de la sincronización de las señales de tráfico

Este proyecto piloto comenzará en julio de 2021 y concluirá en julio de 2022.